http://www.tribuna-popular.org/index.php?option=com_content&view=article&id=37:la-virgen-roja-de-la-revolucion-venezolana&catid=48:temas&Itemid=48

PDFImprimirE-mail

Escrito por Wladimir Abreu*. Especial para Tribuna Popular Miércoles, 26 de Octubre de 2011 13:14

HOMENAJE A LIVIA GOUVERNEUR

Livia Gouverneur, la Virgen de la Revolución venezolana

Livia Gouverneur, la Virgen de la Revolución venezolana

El célebre intelectual venezolano Humberto Cuenca la llamó La Virgen Roja de la Revolución.

Ella será el símbolo de la década violenta, el rostro inmaculado de la lucha armada, antes de que el rostro del Che fuera el icono de la izquierda latinoamericana, su rostro será la insignia, la bandera combatiente de la Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). Brigadas y Unidades Tácticas de Combate (UTC) de las guerrillas venezolanas llevarán su nombre, la UTC que apresa al Coronel yanqui Smolen lleva su nombre, el primer secuestro político de un avión en pleno vuelo en la historia mundial, es una operación que lleva su nombre. En los frentes guerrilleros, en los comandos urbanos, en la tortura o en la prisión, en la pintada clandestina a media noche, en el corazón de todo joven comunista y combatiente en los años sesenta está presente el rostro de Livia Gouverneur. Todos los que lucharon y cayeron lo hicieron con la convicción de conquistar el Socialismo y de seguir el camino trazado por Livia Gouverneur.

 

Livia Margarita Gouverneur Camero, nace el 14 de julio de 1941, hoy tendría 70 años, pero siempre será la joven comunista. La caída del dictador Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958 y el triunfo de la revolución cubana retumba en la conciencia de miles de jóvenes venezolanos entre ellos nuestra camarada, quien ingresa en la Juventud Comunista de Venezuela (JCV), destacándose activamente en el trabajo campesino, e incorporándose también a la Universidad Central de Venezuela (UCV) como estudiante de Psicología. Livia será de las primeras jóvenes en empuñar las armas en las primeras unidades de autodefensa de los comunistas venezolanos.

El día de su martirio, Livia Gouverneur sale de su casa y en tono de chanza ante los reclamos de su madre que sabía que Livia “andaba en cosas”, le dice :

– Ujú, ya vas a empezar, no te extrañe que un día de estos me traigan muerta.

– Muchacha del cipote, no digas tanto disparate (exclama doña Lola mientras se persigna).

– Qué tanta vaina tenemos con que seas comunista. Mira que Betancourt dijo que hay que disparar primero y después que averigüen… lo que estás buscando es que no te deje ir”.

– Me escapo… Además yo muero defendiendo una causa…

– ¿Qué causa del carajo?!

– Olvídalo. Es echando vaina, no me creas… de todas maneras, no te preocupes que yo sé lo que hago. Salgo para Yaracuy y regreso en unos días, allá todo es más tranquilo.

El 1 de noviembre de 1961 la UTC “21 de noviembre”, a la que estaba adscrita Livia, efectúa una operación contra un centro de conspiración de gusanos batisteros en la ciudad de Caracas, en la residencia la Hogareña. Héctor Rodríguez Armas, “cara e’loco”, anima a sus cámaras de UTC (años después Héctor caerá heroicamente en combate).

La acción consiste en colocar un petardo y hostigar el centro batistero que opera allí; a Livia le toca colocar el petardo y accionarlo, pero el petardo tarda en explotar y por lo tanto deciden abrir fuego contra la casa y gritar consignas a favor de la naciente revolución cubana, en ese instante se ordena la retirada de la UTC hacia los vehículos y en ese momento un policía municipal que custodiaba el lugar dispara contra Livia que se replegaba y la hiere por la espalda.

Alejandro Tejero (posteriormente héroe y mártir de la JCV) sostiene a Livia dentro del vehículo en retirada, mientras intentan evadir la persecución de la policía y lograr ubicar un médico que pudiese atender a Livia. Ella fallece entre los brazos de sus camaradas, quienes sólo pueden finalmente llevar su cuerpo a su casa y entregárselo a sus padres.

Su muerte conmociona al país, su caída será una pequeña herida en el corazón para miles de jóvenes comunistas, de esa época y hoy. Es prácticamente la primera caída en combate en los inicios de la lucha armada, la primera y máxima heroína de la Revolución venezolana, su martirio la coloca junto a los máximos héroes y heroínas de la clase obrera venezolana y mundial, junto a Zoya Kosmodemianskaya y Luisa Cáceres de Arismendi, de Olga Benario, Rosa Luxemburgo y Policarpa Salavarrieta.

A 50 años de su caída en combate ¡Livia Gouverneur no ha muerto, vive en nuestros corazones y nuestras luchas!

*Profesor de historia.

http://www.tribuna-popular.org/index.php?option=com_content&view=article&id=37:la-virgen-roja-de-la-revolucion-venezolana&catid=48:temas&Itemid=48

 

VIDEO de Fundación Joven Guardia:

 

Annunci